Reportajes

Un desalojo policial se lleva por delante el #25S

Pocas veces la convocatoria de una manifestación había generado tantos rumores, debates y declaraciones cruzadas. La fecha venía marcada en rojo desde hacía más de un mes en el calendario de los propios convocantes, la clase política, de la policía, y de una población expectante “a ver qué pasaba” en esta controvertida protesta frente al Congreso de los Diputados.

La cita era las 6 en punto de la tarde. A esa hora, la tensión se concentraba en las vallas que la Policía Nacional había levantado para separar, a unos cien metros, a los manifestantes de los motivos de su apoyo a esta protesta.

Así, iba tomando forma la imagen de un Congreso “rodeado” de manifestantes de manera pacífica, tal y como habían propuesto desde la coordinadora 25 S. Quizá, no eran todos los que esperaban los convocantes, pero eran miles y cada vez llegaban más. Sin embargo, el escenario tranquilo sólo duró un par de horas.

Pronto se produjeron las primeras cargas policiales. Al principio muy breves, en apariencia para contener a los más atrevidos. Hasta una definitiva, que consiguió dividir en varios grupos a los manifestantes, iniciando una espiral de carreras, cargas, insultos y disparos al aire. El ya tradicional correcalles madrileño entre Policía y manifestantes había comenzado. Aunque varios grupos se mantuvieron sentados y pidiendo calma al resto.

Antes, se había organizado una cadena humana con el fin de rebajar la tensión. Pero no fue suficiente.

¿Quién empezó los disturbios, la Policía o los manifestantes? Algunos testigos hablan de lanzamiento de objetos a la policía minutos antes de la primera carga importante. Lo cierto es que las cargas no se detuvieron durante horas, y dieron pie a que los pocos con ganas de armar bronca se vieran legitimados y con un campo de batalla a su disposición.

Así lo vivió este manifestante:

Después, el caos. Cargas repetidas por parte de la Policía, objetos que vuelan. Barullo, detenciones, carreras, tropezones, insultos, disparos al aire que se van haciendo cada vez más frecuentes. Solo un ejemplo:

A partir de ahí, la violencia acaparó todo el protagonismo y nada de las previstas propuestas públicas de procesos constituyentes. Apenas abucheos a los diputados al abandonar el Congreso. Salir ileso se convirtió en la principal preocupación de los presentes. Las cargas se extendieron al barrio de Huertas y llegaron hasta la estación de Atocha.

Las cifras oficiales  son  35 detenidos y 64 heridos. Dará comienzo un nuevo debate sobre la proporcionalidad de la actuación de los antidisturbios. La mayor o menor responsabilidad de los manifestantes. Pero lo cierto es que, una vez más, un desalojo policial se habrá llevado las ideas de miles de ciudadanos por delante.

Reportaje y retransmisión en directo vía Twitter publicada en Periodismo Humano
.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Alberto Senante

Periodista es gente que le cuenta a la gente lo que le pasa a la gente. Con esa idea del reportero Eugenio Scalfaro trabajo. Y este es el resultado...

Comentarios

2 comentarios en “Un desalojo policial se lleva por delante el #25S

  1. Este reportaje es un regalo al lector ávido de conocer, al que no pudo estar y quiso saber. Excelente artículo. Felicidades Alberto.

    Publicado por Pía | octubre 18, 2012, 6:51 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: